¿Qué nos vamos a encontrar en GBG 2015?

10739558174_3b15387f5c_z

“El Evangelio. Esperanza para un mundo roto” será el lema del XXXI Encuentro Nacional de GBG, que quiere capacitar y retar a los trabajadores cristianos para la evangelización y para compartir la esperanza que solo podemos encontrar en el Evangelio. Esta edición, se celebrará del 9 al 12 de octubre, y será nuevamente en Cullera, Valencia.


10739717503_801b7fe9e6_z

Las exposiciones bíblicas estarán a cargo de Pablo Martínez (Médico psiquiatra, autor y conferenciante), que hablará sobre “las claves de un testimonio valiente en un mundo hostil: El desafío de la persecución hoy”.

Para el tiempo de plenarias, contaremos con José de Segovia, Ester Martínez y Manuel Suárez que compartirán sobre el tema de la esperanza para alcanzar tres objetivos distintos: la personas, las relaciones y la sociedad.

Los seminarios quieren motivar una reflexión bíblica sobre el trabajo y ofrecer formación sólida y útil para todos los asistentes. Daniel García Ampurdanés hablará sobre humanizar el trabajo, Jaume Llenas sobre Iglesias transformadoras, Sara Ares sobre ¿Cómo dar testimonio en el lugar de trabajo?, José de Segovia tendrá un seminario sobre el poder transformador de Dios, y por último, Pablo Martínez, hablará sobre la importancia del descanso.

10739745403_c53ce5d6a9_z

CONECTANDO CON PERSONAS DE LA MISMA PROFESIÓN

En una de las mañanas, los diferentes Grupos Profesionales de GBG se reunirán para conectar con profesionales de su ámbito laboral concreto y compartir ideas sobre cómo transformar el mundo profesional en el que cada uno está involucrado. Psicología, Medicina, Enfermería, Economía y Empresa, Ciencias, Arte, Derecho, Comunicadores y Escritores, Docencia, Trabajo Social y Comunicadores Audiovisuales tendrán estos espacios propios. En estos tiempos, se incluirá una participación tipo taller y un tiempo de conversación abierta e intercambio de ideas.

Como viene siendo habitual, el programa se completa con arte; se podrá visitar la exposición de pintura de Antonio Soto, la proyección del documental “Historias de un sueño”, la música de dtproject, además de consejería laboral y pastoral, el programa GBE, para chicos entre 12 y 14 años, y un programa infantil.

MÁS INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN

Las inscripciones para asistir a GBG 2015 están abiertas. Puedes apuntarte en la web del evento www.gbu-es.org/gbg2015.  En esta web también encontrarás información del programa completo, horario y precios.

Anuncios

La semana después de la Asamblea Mundial de IFES

11701038_10153434544941217_2831662959311998394_n

El jueves se terminó la Asamblea Mundial de IFES pero merece la pena repasar y repensar en todo lo que allí se vivió, habló y compartió. Por eso, recuperamos 20 tweets, 2 vídeos de la Asamblea y las 5 crónicas sobre el evento que Samuel Escobar compartió en Protestante Digital. Queremos hacer un repaso a la Asamblea Mundial en 20 tweets:

  1. La unidad no es un hecho dado. Es una respuesta de nosotros a Jesús. Estar juntos es una respuesta a su llamado. #wa2015
  2. Samuel Escobar: El ministerio cristiano se tiene de llevar a cabo con cariño #wa2015
  3. Una cosa muy importante que me transmitieron los pioneros: la obra estudiantil la hacen los mismos estudiantes. Samuel Escobar #wa2015
  4. Samuel Escobar: Jesús “los amó hasta el fin” – un aspecto del espíritu misionero de Cristo que Juan destacó.
  5. Bourdanné: No te desanimes, no tengas miedo. ¡La base de nuestra vocación es el señorío de Jesús! #wa2015
  6. Be people of FAITH. Be people of CONVICTION. Be people of HOPE. So that God will glorify his name in our midst. -DB #wa2015
  7. My dream is that this generation of students would spark revival in the Church, serving God faithfully night and day. -DB #wa2015
  8. We should invest in discipleship, in our small groups. Through the Word of God, through a love of Scripture. -DB #wa2015
  9. Let us remain together as a powerful sign and testimony of the hope in Jesus. Stand together, sharing suffering and joy. -DB #wa2015
  10. This gathering has unity around Jesus, in a broken world, is a strong sign of hope, reminding us of hope in Jesus. -DB #wa2015
  11. My dream is for this generation to be like Daniel and his friends -courageous, bold, unafraid. -DB #wa2015
  12. We shouldn’t be limited by “IFES success.” We shouldn’t limit God. God wants to use our students to bring the gospel everywhere. -DB #wa2015
  13. God uses suffering to build his kingdom and to bring us to maturity in Jesus Christ. BHY #wa2015
  14. God uses suffering to advance the work of his redemption. BHY #wa2015
  15. Pray that the power of the gospel will give us the power to love and forgive. #wa2015
  16. Our family is big, our family is beautiful, our family is strong in Jesus Christ, even in very hard places. Hallelujah! #wa2015
  17. Jesus, we are with you, through the depths of pain and the heights of joy. Amen. #wa2015
  18. It has be granted to us not only to believe in Christ but to suffer for him. #wa2015
  19. Our diversity gives us a taste of God’s creativity – we have a God who rejoices in diversity! — Martin Haizmann #wa2015
  20. I commit you in the hands of the Holy Spirit, who has inspired the beginning and the continuity of IFES. -Samuel Escobar #wa2015

También os dejamos el vídeo resumen de la Asamblea Mundial 2015

video asamblea mundial ifes

Y el vídeo en el que se recoge lo más destacado de la Asamblea:

Together Ifes

Las 5 Crónicas de Oaxtepec de Samuel Escobar, publicadas en Protestante Digital:

1. Juntos en Cristo en la misión en la universidad

2. Universitarios en fiesta espiritual

3. Oaxtepec, ‘pentecostés universitario’

4. Crece la familia global universitaria evangélica

5. Abrazando en Oaxtepec a los cristianos excluidos

Puedes seguir todo lo que está pasando en IFES a través de su blog

También puedes ver todas las fotos del evento en flickr

Somos jóvenes, somos cristianos, somos de GBU

Verano GBU 

 

GRUPO FM

Hay algo que tienen los campamentos que nos hacen vivir durante unos días en un ambiente casi imaginario, que te hace sentir parte de algo especial. Te sientes identificado con tanta gente y simplemente creo que el sentimiento de querer escapar un poco de la rutina nos hace a todos mejores.

Pero la cosa cambia cuando vuelves a casa, o puede que no. Este verano he llegado a la conclusión de que puedes considerar un campamento como una ilusión, como algo fantástico a lo que puedas volver el año que viene o lo puedes considerar como el comienzo de algo nuevo. Y es que si pones empeño y perseveras en poner en práctica todo lo aprendido no habrá ilusión que valga, será muy real todo, y lo más importante: Dios será más real en tu vida de lo que tú pensabas.

Este año empezamos con la Asamblea General y fue como ver lo que es GBU con vista panorámica. Este año el comité nacional ha tenido mucho mérito porque la verdad es que fue muy amena la asamblea, o es que me estoy haciendo ya mayor y estaré empezando a disfrutar de estas cosas; aunque, quizás disfrutar no sea la palabra que mejor lo defina, oye ha estado bien, y nos hemos enterado de muchas cosas y hemos cogido muchas ideas.

Somos jóvenes, somos cristianos, somos de GBU y tenemos muchas cosas en común, pero también somos diferentes, desiguales, tal como fue el lema del campamento.

Fui 1al #veranogbu15, a la parte de Formación y Misión con Jaume Llenas; contamos también con el apoyo de Manuel Suárez, el encargado de la parte especial que se ofertaba este año, Formación Política.

 

El haber visto el libro de Hechos me ha ayudado a ver cómo deberíamos ser los cristianos, cómo eran en el primer siglo. Hemos visto cómo Dios en la Biblia utilizaba a las personas que uno menos se esperaría para comenzar con las iglesias y también lo que es el concepto de iglesia, algo que es orgánico y una expresión natural de compartir nuestra fe con los demás.

Nos han trasmitido mucha visión, y estoy muy agradecida porque no han menospreciado mi juventud, sino todo lo contrario. Puedo ser un instrumento para la gloria de Dios.

Creo que con lo que salgo de las exposiciones de Jaume Llenas, es que tiene que haber un equilibrio entre lo que hacemos como cristianos, y como de cristianos somos. Por muy involucrado que se esté con una obra, eso no refleja siempre el corazón.

12     Manuel Suárez nos animó mucho a ser una generación que implementa cambios, que trasforma y es trasformada por Dios, que seamos una nueva voz en la cultura que predomina hoy en día, no copiándola, sino ofreciendo algo refrescante que diga quiénes somos y quién es nuestro padre. Los estudiantes que fueron a Formación Política, por lo que me han contado, estuvieron más que satisfechos con lo que aprendieron, y algo que dijo uno de ellos fue que “Dios nos puede usar en todos los ámbitos de la sociedad, que no hace falta que seamos pastores y misioneros para que podamos predicar las buenas noticias a los demás, que uno puede ser sirvo de Dios estando implicado en la política”.

Los talleres, que estaban muy en línea a lo aprendido en las exposiciones y seminarios, me recordaron muchas de las habilidades que tengo y que puedo utilizar para Dios.

Luego vino el Campamento Nacional y Andy Wickham nos deleitó con los primeros seis capítu10los
del libro de Daniel, el capítulo 4 lo vimos de pasada donde yo me sentí más que identificada con Daniel, pero no fue solamente eso, en cada enseñanza sacábamos un matiz más de la historia de Daniel, algo nuevo que quizás nos falta en nuestra vida como estudiantes cristianos. Daniel cambió su sociedad, fue fiel a Dios en todo momento, y Dios fue fiel con él y sus amigos.

Me encantaron las bromas que Andy entrelazaba con su discurso, tan serias pero a la vez tan graciosas; la cantidad de evidencias que nos daba, siempre había un contexto, detalles que no veíamos, una conexión con nosotros, con Jesús, y como la vida de Daniel en especial, reflejaba muchas cosas que luego pasarían en la vida de Jesús.

Solía repetir que somos parte de un tapiz, ese tapiz lo construye Dios, y somos como un hilo, que Dios va entretejiendo. Me encanta esa imagen, porque hemos de ser flexibles y dispuestos a ser retorcidos y apretados de vez en cuando. Y creo que eso refleja muy bien la vida que deberíamos vivir como cristianos.

Yo fui al campa del verano GBU pero también fui a todo eso con 120 personas más. Lo que hemos tejido en este campamento entre todos fue algo muy especial. Han sido ponentes, asesores, doulos y estudiantes, todos trabajando y aprendiendo a la vez.

Tuvimos una velada conjunta con los estudiantes de GBE y trató del comercio justo. En diferentes dinámicas y juegos quedó clara la gran injusticia que se cometía cada día en los países del tercer mundo. Pero también nos han animado a nosotros a comprar productos que lleven el sello del comercio justo. Lo que me impactó fueron los estudiantes de GBE, jóvenes sedientos de saber más de Dios, de poder encontrar un sentido a sus vidas, tan iguales a como aún somos los de GBU. Nos miraban a nosotros, los universitarios, como quizás un modelo a seguir, un ejemplo. Y me gustaría pensar que somos un buen ejemplo, que parecemos desde fuera hijos de Dios, porque por dentro lo seamos.

Pero somos jóvenes y jóvenes inquietos, estando en una balsa hinchable en la piscina podrías pasearte y escuchar conversaciones sobre la predestinación, seguir escuchando a gente diciendo LA CHO- PE- RA, mientras se pasaban un balón, escuchar hablar del aborto, otros con pistolas de agua rociándose, otros hablando de la evolución…

Somos variopintos y creo que de eso se trataba, quizás necesitabas unas risas, y encontrabas a alguien con quien echártelas, pero de un momento para otro, ibas y jugabas a Ciudadelas o Rosas y Calaveras y nos convertíamos en enemigos ¾siempre con buen rollito¾ momentáneamente. Si te aburrías podías ir a ver a los animales de la granja, o jugar al ping-pong, o al Uno, o echarte en el césped, o ir a dormir en la habitación. Hubo muchos momentos y creo que todos fueron necesarios para poder hacer de este campamento algo tan especial como lo fue.

Y estábamos en una granja-escuela, y estábamos en literas triples, al lado de la ventana, y yo estaba en la litera de en medio. Por la noche vinieron y a una de mis amigas, que tiene pánico a los animales en general, le echaron encima un conejillo, que como eran las 4 de la madrugada, tenía los ojos rojos. Despertándose empezó a gritar, acto siguiente, saltó de la cama y se abalanzó hacía la cama vecina, en la que estaba otra chica durmiendo. No sé como pero acabé con el conejo el brazos y mi vecina de cama buscando a los bromistas. Ya en el pasillo, cuando nos asomamos por el baño vi un ganso correteando por el baño, yendo de ducha en ducha. El pobre estaba muy desubicado. Todo fue muy surrealista.

Salimos fuera, y pillamos a los dos responsables, que eran dos chicos de GBE, les echamos la bronca lo más seriamente posible, dada la situación, y alegamos que somos de GBU ¾más mayores y esas cosas¾, y que al pobre conejo y a mi amiga les podrían haber dado algo. Los enviamos a por el ganso y ya cuando vi que uno de ellos abrazaba el ganso cual niño, dije medio riéndome que lo agarrase del cuello, que le podría picar.

La broma estuvo bien, e incluso me hizo gracia, pero luego los chicos de GBU, para hacer también ellos la gracia, dos noches después volvieron a tirar un conejo por la misma ventana, a mi misma amiga, que también despertó a la misma vecina, que se encargo esta vez de sacarlo.

Luego se formó un grupo de chicos ‹‹defensores de los conejos››, contra los que habían cogido el conejo en primer lugar. Vinieron a nuestra ventana y nos dijeron que ellos no habían sido.

He hecho muchas amistades nuevas, y he afianzado otras y por un año espero poder seguir en contacto con la gente, no por darle un like a sus fotos, o por compartir un comentario. Espero estar en contacto con ellos, porque les hablo, les pregunto como están, y porque oro por ellos y sus núcleos y todo lo que ha sucedido en este campamento.

Poder ir de campamento, y compartir tu fe, tus ilusiones, tus sueños, tu pasión, tus dones con y para todos, es un gran privilegio. Te puede dar la oportunidad de compartir cosas, que en el día a día, en el ajetreo de la ciudad no tienes oportunidad de compartir ni siquiera con tus amigos más íntimos. Somos unos privilegiados por haber ido, y me siento como tal, me siento bendecida y amada.

Algo más que me llevo, es que todo el mundo tiene una apariencia, una primera impresión, pero todos esconden una preciosa personalidad por detrás. Me esforcé en ver más allá de las apariencias, de verdad que lo intenté, y me sorprendí más de una vez al poder tener el privilegio de ver cómo es el corazón de una persona. Es uno de los regalos más bonitos que me llevo. Solo Dios sabe como somos por dentro, conoce nuestros pensamientos, y tener la confianza de compartir eso, con casi unos desconocidos, es precioso.

El último día hubo un momento de micro abierto, donde la gente tuvo la oportunidad de venir a hablar de lo que se llevaba de este campamento, contar un poco como había obrado Dios en ellos. Yo aprendí que Dios provee, provee amigos, amor, sanidad, y que todo está en sus manos. Aprendí que nuestro entorno nos necesita, a todos nosotros, que podemos ser siervos de Dios, solamente para su gloria, que le demos a Dios siempre la honra.

Me di cuenta de todas las cosas que me falta aún por hacer, pero que me comprometo a hacerlas. A ser misionera en mi universidad, a comprometerme con Dios y con mi núcleo. Tenemos una oportunidad muy bonita de marcar la diferencia, y yo sí que me propongo aprovechar este año que me queda de universidad para dar lo mejor de mí, para Dios, para su obra, para su gloria.

Este es el momento de decidir de verdad implicarte, de verdad seguir a Dios, y decir que no hay vuelta atrás. No debería haber vuelta atrás. Tenemos a Dios en nuestros corazones y nosotros también ocupamos un lugar muy especial en el corazón de Dios. No vuelvas atrás, ¡sigue hacia delante!

Cuando el año que viene te llegue la carta del campamento que tú mismo te has escrito, te deseo que puedas estar orgulloso de haber cumplido con lo que te has propuesto hacer. De estar humildemente agradecido a Dios, de cómo ha podido transformarte, hasta lo más hm1ondo.

Me llevo de este campamento todas las cosas que voy a hacer en un futuro, un futuro que espero que esté lleno de Dios, de su espíritu, lleno de oración, pruebas, dificultades, alabanza, gozo, alegría, organización y desorganización, amor y enfados, pero también sanidad, corazones nuevos y sedientos por conocer el amor de Cristo.

No sé como será mi futuro, pero se lo dejo en manos de Dios. No quiero volver atrás, a como fui antes, ahora sé un poco más, y quiero seguir conociendo más de Cristo, y lo que el tiene preparado para mi ciudad.

Porque no es la ciudad en la que vivo, sino la ciudad para la que vivo.

 

Texto escrito por Eliza Cornelia Rad, estudiante de Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación en la Universidad Autónoma de Madrid y asistente al Verano GBU.

“Estudiantes de la Palabra”, un libro de Stott

Estudiantes de la Palabra

Estudiantes de la Palabra recoge las últimas cuatro exposiciones que John Stott dio en un encuentro de IFES. El quería legar un marco para la lectura, la interpretación y la dependencia de la Escritura. Es un texto breve pero rico, un libro que no te llevará mucho tiempo leerlo pero que te ayudará a entender mejor a Dios y su Palabra

Stott debate sobre tres preocupaciones centrales: la naturaleza y autoridad de las Escrituras, su interpretación y el desarrollo de una mente cristiana. Teórico y práctico al mismo tiempo. Un libro preciso, riguroso, completo, que da gusto leer.

John Stott es un verdadero maestro que nos ayuda a apasionarnos más por su Palabra, nos reta a leerla y profundizar en ella.Qué mejor que el libro hable por si mismo. Os dejamos algunas de las frases que nos han llamado la atención mientras leíamos el libro (por seleccionar algunas, porque realmente, lo tenemos casi todo subrayado).

 

En su corazón, su mente y su vida, Jesús se sometió humilde al Antiguo Testamento como a la palabra escrita de Dios. Y puesto que Jesús lo hizo, nosotros también tenemos que hacerlo.

Dios se deleita en revelarse. De hecho, la naturaleza misma de Dios consiste en revelarse.

El mensaje central de la Biblia es lo suficientemente claro como para que cualquiera lo pueda comprender.

Si queremos escuchar la voz de Cristo, necesitamos escuchar la Escritura mediante la cual él habla. Es así, pues la autoridad de las Escrituras y la autoridad de Cristo van de la mano.

Dios nos ha dado en la Escritura una revelación que es completa, coherente y armoniosa. Y, por ello, necesitamos estudiar toda la Escritura y aprender a interpretar cada texto a la luz del todo.

Necesitamos esforzarnos por desarrollar un cristianismo bíblico y equilibrado. Sin conocer las Escrituras, siempre estaremos desequilibrados.

La Escritura es la palabra de Dios a través de palabras de hombres. Fue emitida por una mente y una boca divinas, aunque fue mediada por muchas mentes y muchas bocas.

Para seguir conociendo el libro o comprarlo, puedes hacerlo hacerlo aquí

Nos encantaría saber que te parecen los libros que vamos publicando. Puedes contárnoslo a través de nuestras redes sociales o enviándonos un email a comunicacion@publicacionesandamio.com

‘Cross-Current’: vivir la fe en Jesús en el lugar de trabajo

Un programa para graduados europeos capacita a la siguiente generación de cristianos mientras empiezan su vida profesional.

5534d1be863c1_persons-212646_640

A pesar del esfuerzo y tiempo que desde ministerios e iglesias se dedica a los estudiantes, a veces se olvida qué pasa con estos jóvenes cuando se gradúan y acceden al ámbito laboral.

Son “enviados al mundo” y los líderes de los ministerios estudiantiles los ponen en las manos de sus iglesias esperando que el fuego que sienten por Cristo no se vaya a extinguir pronto. Sin embargo, la realidad es que, a menudo, son enviados a trabajos y situaciones complejas donde no siempre es fácil vivir los valores de su fe y, donde, finalmente, tienden a separar lo secular de lo sagrado, dejando su fe para los domingos.

Hace tres años, IFES Europa (GBU en España) lanzó un programa que se llama Cross-Current que tiene como objetivo capacitar a los jóvenes graduados para ser embajadores de Cristo en su lugar de trabajo.

5534d1beabed7_552f690340543_politics6301Una sesión celebrada a principios de abril en Bruselas. / IFES

“Cross-Current es un programa para ayudar a nutrir y desarrollar la generación que emerge de jóvenes adultos cristianos mientras empiezan su vida profesional”, explica Tim Vickers que es el encargado del Impacto de Graduados IFES. “Hay una necesidad de representar la compasión y la gracia de Dios en nuestras sociedades y es por eso que ayudamos a los graduados a tomar un compromiso de por vida”, añade Vickers.

PROFESIONALES EXPERIMENTADOS ENSEÑANDO A JÓVENES GRADUADOS

El curso es un entrenamiento de discipulado que dura tres años, dos fines de semana al año, y está dividido por profesiones; empezó con un grupo de graduados de derecho, un grupo de economistas y un grupo de educadores… Uno o dos mentores, cristianos comprometidos con experiencia en su profesión, están discipulando entre 12 y 16 jóvenes graduados durante esos tres años. El objetivo es construir relaciones sólidas entre ellos mientras que también se fundamenta su fe en la Biblia y se les anima para que sean testigos de Dios ahí donde estén, de lunes a viernes.

5534d1bea21bc_552f690344265_politicis2420Momentos de debate en el grupo de Políticas. / IFES

“Creo que es un programa cristiano enfocado en una buena combinación de nuestra relación con Dios y nuestra vida profesional”, explica Veronika Sumova, que trabaja en la Comisión Europea y es una participante de un grupo político que ha empezado recientemente, en Noviembre, en Berlín.

REUNIÓN DE POLÍTICAS

El grupo de políticas se reunió por segunda vez en Bruselas a principios de abril en su segundo encuentro. “Cross-Currents no es sólo una conferencia o teoría”, dice Andrew Gnidets, un asesor jurídico del parlamento ucraniano, “sino que también son relaciones y compartir ideas”.

Aparte de discutir temas generales como pueden ser el descanso, la familia, la visión del mundo o las relaciones en el trabajo, el grupo de políticas ha estado estudiando el personaje de David en la Biblia y lo que pueden aprender de él. “Es comprensible cometer errores, la cuestión es cómo los abordas y cómo te ayudan a crecer con la ayuda de Dios”, explica Corinna Geissler, una asistente de investigación de una organización internacional. “Admiro su honestidad: ser capaz de decir lo que pensaba acerca de Dios sin estar avergonzado de ello”, añade Veronika Sumova.

5534d1be95e9e_552f690357491_gruop420Los encuentros son muy interactivos. / IFES

Algunos grupos han llegado al fin de su programa y están buscando maneras de extenderlo. El grupo de economía acabó el pasado noviembre y los participantes han decidido empezar una conferencia anual llamada Biblenomics. Otros grupos participan en el proyecto, como el grupo de los psicólogos. Finalmente, están buscando maneras para empezar un Cross-Current City, que reuniría a graduados de la misma ciudad. Ya hay un grupo en marcha en una ciudad de la región del Cáucaso.

Artículo Publicado en Protestante Digital. FUENTES Evangelical Focus, Joëlle Philippe

La del martillo y el madero (Experimento Marcos 2015)

em madrid 2

 

 

El artículo que encontraréis a continuación, lo ha escrito Eliza Cornelia Rad en su blog Ell Historias. En él, habla de su experiencia al participar en el Experimento Marcos. Nos ha gustado e inspirado tanto, que hemos querido compartirlo con vosotros.

 

 

 

¿Sabéis eso de tener que reposar después de comer, para luego volver a estar a tope después de la comida? Pues como podría decirlo… he necesitado casi una semana para poder digerir todo lo que aprendí en las últimas 7 semanas.

Todo empezó con una reunión donde me ofrecí voluntaria a aprenderme la Sección 2 del Evangelio de Marcos. ¿En que consistió? Pues en salir delante de gente que conocía de vista, a otros de haber hablado con ellos un rato, y algunas de mis mejores amigas. Salí y me leí varias veces la parte B, luego la A, y luego la C, todo tenía una lógica muy buena, empiezas por lo más difícil y acabas con lo más fácil.

Así que, empezaron 6 semanas de aprenderse de memoria las secciones o partes principales del evangelio de Marcos. Cada semana teníamos una sección, a la tercera semana ya me puse en serio y me aprendí bien las tres primeras secciones, que hasta aquel momento solo me había leído los capítulos. La última semana y casi antes del primer ensayo me aprendí las siguientes tres secciones.

Podréis decir que fui irresponsable, y sí, lo fui, porque no era tanto, quizás me tomaría media hora a la semana, pero creo que nunca acabé de creerme que podría aprenderme bien, de memoria todo lo que sucedía en evangelio. Hasta que vino el primer día de ensayos y vi que quien interpretaba a Jesús se sabía perfectamente cada una de las palabras que ponía en el evangelio, y no solo eso, las representaba. También ese día me enteré que iba a hacer de farisea.

Allí empezó la aventura.

El viernes fue incluso divertido hacer de mala, me decían que tenía que dar un poco más de miedo y me sentí muy bien cuando me dijeron que lo hacía bien.

El sábado estuvimos 13 horas, haciendo todo el montaje, todo esto sin guión, solo con las indicaciones del director, a nosotros los fariseos nos dio unas hojas con unas guías para los diálogos, pero fuimos los únicos. El resto fue surgiendo sobre la marcha, cada vez que parábamos, dábamos nuestra opinión y fuimos creando un espacio muy chulo donde nos dábamos ideas unos a los otros para que la obra saliese mejor. Ninguno fue más importante, todos hicieron su papel por el bien de la obra en sí misma. Ese era nuestro objetivo.

Pero hasta el domingo, con los nervios de la primera representación, no supe lo que de verdad suponía ser farisea, lo que suponían de verdad las palabras de Jesús, lo que suponía gritar durante un minuto: ¡Crucifícalo! ¡Mátalo!

Luego, coger un martillo y dar en un ritmo uno… dos… uno, dos, tres, cuatro cinco… tres veces, para cada mano y las piernas de Jesús. Sentí mis manos temblar y todos mis sentidos estar alerta por los golpes y por lo que yo hacía, pero allí no acababa, tuve que gritarle a Jesús, tuve que burlarme de él y luego callarme, esconderme en el silencio, y esperar que alguien en público pudiera ser salvo, que alguien en el público se sintiese tan pecador o pecadora como me sentía en ese momento.

Tuve que esconderme detrás de las sillas y mirar cómo quién hacía de soldado levantaba la mano y clavaba figuradamente los clavos y seguir su guía. Tuve un leño delante de mi y el martillo, no solamente sonaba en el golpe, vibraba y producía un eco que daba miedo.

Esa noche acabé agotada, pero estaba de alguna forma contenta porque todo había salido bien. Pero luego a la hora de orar, me di cuenta de lo que significaba todo aquello, de que no era solamente una representación, sino que era mi vida, la vida de todos los de allí, la vida de todos crucificando al hombre más justo que pisó la tierra, el  hombre que ofreció su mano y su sonrisa a todos los que eran rechazados por los fariseos y por la gente de bien. Jesucristo murió por mí y por todos, y yo fui la que con mis manos hacía pam… pam… pam, pam pam, pam, pam, y no una vez, tres veces, 21 veces sentía el martillo en mis manos vibrar y 21 veces me estremecía un poco más cada vez que lo hacía.

Pero no acababa allí, el regalo de la vida de Jesús tenía que ser representado tres veces, quedaban dos veces más.

Después de la segunda representación, me sentí muy vacía y luego por comentarios que me dijeron, empecé a comerme la cabeza con una idea: yo era malvada, había algo feo y malvado en mi, que me hacía ser una farisea tan convincente, había algo atractivo en esa actitud, algo que mucha gente desea. Tener el poder de atropellar a los demás, tener la reputación de santo y que seas intocable. La sola idea me revolvía las tripas.

Pero durante toda la mañana del martes, descubrí que tenía gente a mi lado, que habían pasado por lo mismo que yo y que no estaba sola, se lo conté a la gente más cercana, porque ahora se habían convertido en cercanos a mi y ellos me animaron. Pero hasta que no oramos y hasta que no sentí la necesidad de pedir de verdad ayuda a todos y oración, no me quedé en paz. Cuando las lágrimas empezaron a caerme por las mejillas y cuando el director me dijo que él también había tenido un día duro y cuando empecé a ser abrazada por mis chicas y ya luego por el resto, me sentí en casa.

Sentí que aquello había tenido más de un propósito.

Quizás no era la única que se había dado cuenta del regalo tan grande que Jesús había hecho por nosotros, el de morir por nuestros pecados. No era la única que sentía ganas de llorar, no era la única que había tenido una gran lucha espiritual, psicológica y física, durante estos días, no era la única que se había sentido perdida, pero ahora volvía a ser encontrada por el hombre más santo que pisó la Tierra, el hijo de Dios hecho carne, el hijo de Dios que fue y le arrebató a Satanás el control que él tenía sobre mi vida.

No fue una obra de teatro, no fue solamente una locura hacer un montaje de tales dimensiones sin guión y sin actores profesionales, no fue solamente una herramienta de recordarle a la gente las palabras de Jesús y su sacrificio, fue recordarnos a cada uno de nosotros, los actores, el amor tan grande que estábamos experimentando y que nuestras vidas podrían traer más fruto, que había aún más sitio para Jesús en nuestras vidas, recordarnos quienes somos.

En mi caso, recordarme que todo lo bueno que tengo en mí, se ve multiplicado cuando tengo a Jesús en mí, que puedo sonreír y puedo tener amor en los peores días, porque él tuvo amor, el amó como ninguno, el amó a todos los que le traicionaron.

También aprendí que ser discípulo de Jesús, es estar consciente de tu humanidad, de tus debilidades y que solo mediante el precioso sacrificio de Jesús haces lo que haces, que el mérito tiene que ser de Él.

Creo que sacamos esta obra hacia adelante, por el propósito que tuvimos desde un principio, hacer algo para dar de vuelta al menos un poquito de lo que Jesús nos regaló a nosotros. No hicimos esta obra para nuestra gloria, no la hicimos por demostrar lo buenos actores que somos, no la hicimos solo para que saliese bien, no, la hicimos con amor y de esto no fui consciente hasta hace poco, pero si no hubiéramos experimentado tal amor de Jesús, esto, el Experimento Marcos nunca hubiera salido tal como lo hizo.

El Experimento Marcos, ahora ha cobrado vida, y siempre será algo vivo en mi, algo que me ha acercado a Jesús y sé que siempre podré volver a él, porque yo he experimentado a Jesús, yo lo experimento cada día, yo creo que Él es el salvador de mi vida, yo creo que Él murió por mis pecados y yo creo que no soy ni digna de desatarle las sandalias. A pesar de eso, Él me abrazó y Él me ama y me tiene en sus brazos en cada paso de mi vida, a pesar de que haya sido yo la del martillo y el madero, a pesar de que todos hayamos sostenido ese martillo y ese madero, a pesar de que todos hayamos gritado: ¡Crucifícale!

Él es Jesús de Nazaret, rey de mi vida.

   

Fotos de la representación y el equipo de Experimento Marcos en Madrid.

Las relaciones en el entorno laboral

Del 6 al 8 de marzo de 2015, tuvo lugar el IV Encuentro de Tres-e (Evangélicos en Economía y Empresa). Marta Cabañas escribe un resumen de lo que ha sido este encuentro.

banner_encuentro2015_trese4

 

Nadando entre tiburones y otras especies

Por Marta Cabañas

 

“Nada causa más impresión que la excelencia en medio de la prueba”- es uno de los comentarios que hizo Jorge Saguar en su exposición de la vida de Daniel en el IV Encuentro de Tres-e –Evangélicos en la Economía y Empresa. Las conferencias, que tuvieron lugar en Cullera (Valencia) durante el fin de semana del 6 al 8 de marzo, comenzaron con un taller sobre desempleo impartido por Bert den Horteg, director del movimiento financiero Encour. A pesar de lo duro que resulta estar sin trabajo – señaló Bert- quizás la crisis es el momento adecuado para abrir el corazón, olvidar la vergüenza y analizar delante de Dios cuáles son los ídolos que tenemos. El desempleo supone un tiempo de pérdida en el que se entremezclan diferentes sentimientos como la negación, la rabia, la negociación y la depresión. Confrontar la realidad, considerando que Dios no nos abandona, es crucial para llegar al punto final de la aceptación. En otro orden de cosas, y dirigiéndose a los casi 50 graduados presentes en estas conferencias, Bert reiteró la importancia de tener una identidad sana en Cristo. También recalcó la idea de pobreza personal y espiritual, si nos basamos, en exclusiva, en fuentes humanas creadoras de identidad: el “yo soy” por lo que hago; el “yo soy” por lo que tengo, y, el “yo soy” por lo que otros dicen de mí. La vida de un profesional cristiano es como un iceberg, más profundo por dentro que por fuera, que debe tener conciencia de que a Dios le interesa lo que hacemos y que nos ha prometido su presencia. Nos ayudará en situaciones como: el exceso de trabajo, la adición al mismo, el estrés, las relaciones entre jefes y compañeros, o, la conciliación de la vida familiar y laboral.

¿Cuántos aspectos de tu capacitación profesional tienes en tu agenda como prioritarios?, o ¿harías una lista de límites que te has propuesto no cruzar en tu negocio o trabajo? Estas preguntas fueron las que, el expositor J. Saguar, -en la actualidad consultor en dirección estratégica e inversión- lanzó al auditorio. Dios tiene los mandos y está al control incluso antes de que nosotros iniciemos cualquier proyecto. Como sucedió con la vida del profeta Daniel –prosiguió Jorge- el Señor elige los estímulos, crea inquietud, genera deseo de intervención, maneja la circunstancias, prepara el entorno y nos prospera en aquello que le place. A pesar de la magnitud de las victorias de Nabucodonosor y del impresionante poder acumulado para ordenar con autoridad, a pesar de la cohorte de aduladores que le envuelve y que parecía un reino eterno, los días de este “poderoso” estaban contados. Dios usa a las personas con un gran poder para cumplir sus propósitos. Al igual que Daniel y sus compañeros formaron parte de la historia de este imperio, pero no quisieron contaminarse con la comida del rey, la vida del profesional debe caracterizarse por una fidelidad dispuesta al sacrificio sin transigir en nuestros valores éticos. También el presidente de Europartners en Holanda –Wauter-, compartió la necesidad de predicar el evangelio a personas de negocios, edificar a líderes fieles, apoyando equipos de líderes empresariales.

Por su parte, Peter J. Briscoe – Químico de profesión y responsable del desarrollo de Compass en Europa- habló de la verdadera identidad laboral como el punto central donde incide lo que el profesional ama, lo que el mundo necesita, por lo que somos buenos y por lo que nos pagan un sueldo. Es decir, la unión de la pasión, la misión, la vocación y la profesión. El fundador de Europartners en Europa consideró que al profesional no se le paga por lo que sabe, sino por lo que hace y que es Dios quien nos va a llenar de toda creatividad, con pensamientos y acciones que permitan solucionar problemas en el ámbito laboral. Como hijos e hijas del todopoderoso hemos firmado un contrato en una agencia temporal de empleo y estamos trabajando para el mejor empleador– prosiguió Peter. Por tanto, debemos considerar la economía del reino de Dios sabiendo que el Espíritu Santo nos guía; que trabajamos para Dios y que nada es nuestro, sino que somos gestores de sus activos; que debemos ser pródigos al dar porque el Señor provee; que hay que abundar en contentamiento y eliminar deudas; y, que si invertimos en el reino de Dios, él multiplicará para que seamos generosos.